sábado, 15 de septiembre de 2012

Recursos Humanos


Ressources humaines (en español Recursos humanos) es una película franco-británica filmada en el año 1999 dirigida por Laurent Cantet.






La película Recursos Humanos relata la historia y los hechos que atraviesa Franck, un joven universitario, hijo de obreros, que vuelve a su pueblo como pasante en el departamento de recursos humanos de la misma fábrica donde trabajan su hermana y su padre. Cuando llega comienza a hacer su trabajo de la mejor manera posible, intentando integrarse no sólo a los ejecutivos sino también a los obreros. Conforme pasa el tiempo se da cuenta que los sindicalistas están muy en desacuerdo con las decisiones de los ejecutivos.
Empieza una negociación, entre el sindicato y la dirección de la empresa, sobre la mejor manera de reducir la semana laboral a 35 horas, de acuerdo con la nueva ley para incrementar la producción y las ganancias. El joven propone una solución que corresponde a la aplicada en uno de los casos estudiados en la facultad: realizar una encuesta a los trabajadores de la empresa sin saber la futura utilidad que tendría. Luego, encuentra una carta donde aparecen 12 nombres de personas que van a ser despedidas, para la cual se ha utilizado la encuesta propuesta por Franck. Uno de los despedidos es su propio padre, al que se pretende jubilar por respeto a Franck. Pasa a formar parte del sindicato de la empresa, para defender los derechos de los trabajadores de la humillación laboral y hacer respetar sus derechos. Avisa a todos los obreros y se une a ellos en sus huelgas, arriesgando así su puesto de trabajo y su futuro como trabajador en recursos humanos, ya que lo despiden. Cuando le comunica lo que sucede a su padre, este se resigna, baja la cabeza y sigue yendo a trabajar, lo cual hace que Franck se enoje con él y le reproche muchas cosas. Al final gana el sindicato, pero siguen de paro para poder luchar por su empleo, luego de los reclamos de Frank su padre decidio unirse a la huelga.

Teniendo en cuenta los textos de Roberto Igarza, y R. Sennet se evidencia el gran cambio que sufrió nuestra vida laboral a lo largo del tiempo. El "pasado estable" se ve amenazado por un nuevo régimen que acompaña al trabajo a corto plazo, por contrato o circunstancialHoy un joven puede cambiar de trabajo al menos once veces en el curso de su vida laboral, mientras que las relaciones se vuelven más débiles y la incertidumbre de una economía inestable afecta notablemente la vida familiar y afectiva. La organización de las instituciones modernas limita la posibilidad de que madure la confianza informal. La rutina, también cumplía un papel importante en aquellos tiempos; dominar el trabajo y repetirlo a lo largo de toda una vida, generaba tranquilidad interior y parecía ser, la única manera de llevar el control de sus vidas. Sin embargo, hoy en día no hay nada predecible ni rutinario, encontrando su beneficio en el crecimiento personal de los seres humanos. Una vida totalmente rutinaria, es, en el fondo, imaginar una existencia sin sentido. Por ésto es importante una conducta humana flexible, adaptable a cualquier circunstancia, aunque para algunos, los cambios pueden alterar sus vidas de forma irreversible. Ante éstas situaciones, algunas personas asumen el riego de genera cambios en su trabajo, debido a la necesidad de crecimiento diario que se caracteriza en la modernidad. Para ello, se necesita de mucho carácter, ya que la incertidumbre y el fracaso son elementos constantes en éstas situaciones. Los sistemas se han modificado y con ellos las prioridades individuales del los seres humanos, sin embargo el vínculo social sigue siendo considerado una necesidad global.

Presentación y Opinión de Laurent Cantet de su propia película



 
Wordle: Recursos humanos


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada